Son varios los mails que he recibido últimamente sobre la pregunta del post. Parece que algunos de vosotros lo estáis haciendo muy bien con vuestros blogs para que os estén contactando los anunciantes directamente. Eso son buenas noticias.

Por Carlos Bravo

Derechos de foto de Fotolia

Si a ti no te han contactado todavía no te preocupes. Suele ser lo normal. Poco a poco se puede llegar y siguiendo escribiendo de manera constante te aseguro que estas por el buen camino.

AchievementInformación básica sobre la negociación de precios con anunciantes directos

El anunciante directo es un gran desconocido para el blogger normal. No suele ver más allá de Google Adsense. Hay que tener en cuenta algunos datos básicos para llevar a cabo con éxito una negociación.

  • No existe una fórmula: cada caso es un mundo. No existe un precio universal sino depende de lo que valora un anunciante en un blog y en consecuencia cuanto está dispuesto de pagar para estar presente con un anuncio en tu bitácora.
  • Tener Google Adsense perjudica: en este caso no me refiero a que corras el riesgo de llevarte una penalización por Google. Si tienes Adsense en tu blog un anunciante puede entrar en tu blog a un precio bajo sin necesidad de tener que negociar contigo.
  • Es mejor pedir demasiado: siempre hay margen de negociación. No tengas miedo de pedir demasiado. Si te quedas por debajo por ser demasiado modesto, no te sabrás nunca lo que es el precio máximo que el anunciante está dispuesto de pagar.

¿Cuánto pedirle a un anunciante por promocionarse en mi blog?

Ahora la pregunta del millón es: “¿y cuanto le pido a un anunciante?” Como he dicho antes no existe una formula exacta para saber lo que es un precio adecuado. Existen 2 posibles caminos. En un caso buscas una relación a largo plazo y en otro maximizar un ingreso único.

1. Multiplica lo que ganas por 5: si no tienes anuncios en tu blog no tienes esta relación. Si generas ingresos por esta vía tienes que remplazar uno de los banners por el del anunciante directo. Lo peor sería ganar menos. Para que te merezca la pena sustituir Google Adsense o lo que tengas multiplica lo que estés ganando ahora por un factor x. Digo 5 como podría decir 3 o 10, lo importante es que merezca la pena hacer este esfuerzo para que compense el trabajo adicional que tienes con un anunciante directo.

2. El precio rentable para el anunciante: si buscas una relación a largo plazo pregúntale primero al anunciante lo que es su objetivo. Puedes que esté buscando registros o ventas a través de la campaña. En este caso tienes que pedirle algunos datos para calcular y ajustar tu precio para que le sea rentable. Si existe una alta afinidad entre el blog y el producto del anunciante puede superar 1 euro CPM (Coste por Mil Impresiones). Puede que con Google Adsense estés ganando más por lo que igual no te merece la pena hacerlo en este caso.

3. El precio máximo para el soporte: si se trata de una campaña de publicidad online de branding tienes más margen. Aquí el anunciante no mide el ROI inmediato que obtiene con el banner en tu sitio. Si el objetivo es conseguir más notoriedad porque se puede asociar con tu buena imagen hay margen de negociación. En este caso es recomendable apuntar hacia un precio alto. Con 100-500 visitas/día puedes pedir 200 euros/mes. Lo que puedes pedir no se multiplica por el número de visitas de manera lineal. Existe un techo que en un blog “normal” está entre 500-1.000 euros/mes.

Las estrategias que puedes llevar a cabo para negociar un buen precio siendo soporte son múltiples. Asegúrate primero que remplazar un banner existente sea rentable para ti porque sino no merece la pena todo el trabajo.

Fuente marketingguerrilla.es

Anuncios