La habilidad de contar historias ha sido siempre una herramienta clave a la hora de crear publicidad y creatividad. Hoy en día, las oportunidades de conseguir atraer a los consumidores a través de nuevas historias se extienden más allá de los canales tradicionales.

engagementDesde las redes sociales hasta aplicaciones móviles, existen muchas maneras de dar vida a productos y marcas. Además, estas nuevas historias pueden desarrollarse y llegar a mayores audiencias gracias al contenido complementario que se puede transmitir a través de la web. Uno de los ejemplos más claros son las campañas de televisión que, cada vez más, deciden respaldarse en vídeos más largos en YouTube.

Sin embargo, mientras que los anunciantes tienen gran cantidad de nuevas y atractivas herramientas a su disposición, la tarea no termina de ser tan fácil como parece. Todo está en internet y hay para conseguir la atención de los consumidores hay que competir con multitud de material.

Por eso, el objetivo está en crear contenido que sea buscado, que los consumidores quieran encontrarlo. Se tiene que conseguir que los espectadores lo compartan con los demás y que hablen de ellos.

En definitiva, la intención es que ellos se conviertan en los actores de la marca, del producto y de la campaña. Una nueva publicidad que debe basarse en el entretenimiento y en la creación de historias impactantes. Si el contenido es convincente, el intercambio es factible.

Fuente marketingdirecto.com

Anuncios