Londres, RU.- Una red social surge ante la necesidad o requerimiento de estar en contacto, son la tendencia mundial, sin embargo no están exentas de uso malicioso.

por Diego Cordero

shutterstock_929889191-100x100La plataforma digital Ask.fm ha estado inmersa en un debate con base en el suicidio de una adolescente británica. Analicemos el caso.
La red social Ask.fm permite subir preguntas, dudas y comentarios para que otros usuarios respondan al respecto de forma anónima, y cuenta con 70 millones de usuarios desde que fue lanzada en 2010, de acuerdo a la agencia Reuters.

Tras el suicidio de la adolescente de 14 años, Hannah Smith, su padre ha emprendido una campaña para aumentar los candados y medidas de seguridad para la red social de las preguntas y los comentarios; su hija fue objeto de insultos y amenazas y el desenlace fue fatal.

La agencia EFE señala que ha sido tanto el eco de la campaña mediática y en redes sociales, que hasta el Primer Ministro británico, David Cameron, ha solicitado expresamente a los administradores que modifiquen las normas de seguridad.

En este sentido, los fundadores del sitio han decidido modificar  y adecuar las medidas de acceso al portal, en el sentido que ahora los usuarios ya no serán anónimos.

El escándalo tocó también los patrocinios de Ask.fm, EFE apunta que Specsavers, Vodafone y Save the Children dejaron de anunciarse en el sitio.

¿Qué está fallando? ¿La seguridad en internet? ¿La sociedad es cada vez más destructiva e insensible? ¿Sociópatas se apoderan de la red? ¿La educación en casa y escuela es deficiente?

Cierto es que las redes sociales nos acercan y la comunicación es  inmediata, sin embargo los hábitos y el cambio generacional están dando como resultado un aislamiento del usuario. Hacer más clic y abrir menos la boca.

Todos debemos aportar una solución. ¿Qué hacer al respecto? Su opinión es la que más vale.

Foto: Shutterstock

Fuente merca20.com

Anuncios