web-2w0

En un post anterior hablábamos de la importancia de emplear las redes sociales para crear y potenciar tu marca personal o la de tu empresa. Pero cuando en diferentes charlas surgen dudas sobre términos como web 2.0 o la diferencia entre redes sociales o medios sociales, es cuando caemos en la cuenta del diferente grado de penetración del “Social Media” en las empresas españolas.

Según el “Observatorio sobre el uso de las redes sociales en las Pymes españolas” de la Fundación Banesto el 55,3% de las pymes en España utiliza las redes sociales de manera profesional. La mayoría de las empresas lo están haciendo muy bien y sus buenas prácticas son un gran ejemplo a seguir; pero este dato también indica que casi la mitad de las pymes están perdiendo una oportunidad que podría ayudarles a promocionar sus negocios y mejorar sus resultados económicos.

Por ello, a pesar de la abundante literatura que existe sobre el tema, nos hemos propuesto despejar todas las dudas que puedan surgir a la pyme en el uso de las redes sociales, o como las llamaremos a partir de ahora para no crear confusiones: medios de comunicación sociales (en inglés, social media). Y nada mejor que empezar por el principio.

¿Qué es la web 2.0?

Si nos vamos a la Wikipedia, podemos ver una buena definición de este término que acuñó Tim O´Reilly en 2004. “La Web 2.0 es la nueva forma de aprovechar la Red, permitiendo la participación activa de los usuarios, a través de opciones que le dan al usuario voz propia en la web pudiendo administrar sus propios contenidos, opinar sobre otros, enviar y recibir información con otras personas de su mismo estatus o instituciones que así lo permitan. La estructura es más dinámica y utiliza formatos más modernos, que posibilitan más funciones”.

Pues sí, la web 2.0 no es nada más y nada menos que eso, una evolución del primer Internet (el 1.0, si nos gusta la expresión) en el que el usuario (es decir, cualquiera) es el protagonista de la Red. ¿Y por qué? Porque plataformas tecnológicas gratuitas permiten la creación y distribución de contenido creado por cualquiera de nosotros.

La época en la que sólo grandes instituciones o empresas con grandes presupuestos podían tener presencia online terminó hace mucho. Así, hoy tenemos un amplio abanico de herramientas a través de las cuales podemos crear nuestro propio blog (WordPress, Blogger, Posterous, Tumblr) y empezar a generar contenido para su publicación y difusión. Porque aquí, en la web 2.0, el contenido es el REY, es la materia prima indispensable para que todo el engranaje se mueva adecuadamente. Contenido de interés y calidad, y que aporte valor añadido a nuestra audiencia.

Comunicación 2.0

Y en un entorno en la que el usuario tiene el poder, el contenido es el Rey y compartir es el lema, cambia el modelo de comunicación y también evoluciona a su versión 2.0. Gracias a estas herramientas ahora la comunicación es auténtica (una conversación entre dos partes y cualquiera de ellas puede iniciarla), pública, global, interpersonal y operativa. Los usuarios de Internet, hasta ahora receptores de la comunicación, generan sus propios medios de comunicación, crean contenidos y hablan entre sí de sus preocupaciones, de sus intereses… y empiezan a hablar como usuarios de productos y servicios…

Comparten y recomiendan contenido a través de los medios de comunicación social (Facebook, Twitter, LindekIn…) porque aquí es donde los internautas pasan la mayor parte del tiempo que dedican a Internet. Aquí es donde se generan conversaciones en tiempo real y se crean relaciones reales entre los usuarios. Relaciones que incluso tendrán más tarde su versión offline.

Por su parte, las empresas han visto que ya no controlan la comunicación, que no pueden evitar que los usuarios y clientes hablen de su marca en estos medios sociales, y han decidido sumarse a la conversación. Es decir, han creado perfiles corporativos en estos medios en los que están sus clientes y han empezado a hablar con ellos, a ganarse su confianza y a escucharles. Sobre todo escucharles, para saber que les preocupa, que quieren y así poder ayudarles. Porque las empresas han descubierto que siendo auténticos y transparentes generan confianza y esto, además, les ayuda en su negocio.

Así, la web, la comunicación, el marketing se ha hecho 2.0, se ha vuelto social. Y todo esto (una vez más) ¿por qué? Porque las empresas que han dado este paso han visto como ha mejorado su notoriedad y reputación online, ha aumentado el tráfico a su web gracias a la mejora del SEO y como han conseguido más clientes gracias a la captación, fidelización y retención debido a la satisfacción y recomendación social. Aspectos, todos ellos, relacionados con la presencia online de tu empresa, la generación de leads y la conversión en ventas. Es decir, la web 2.0 te ayuda a hacer negocio: lo iremos viendo.

En Blog Sage | Marca personal: pon a las redes sociales a trabajar para ti y para tu negocioBlended Marketing: un cóctel con futuro
Imagen | Participatory Learning

Anuncios