Las marcas se convirtieron en medios de comunicación. La publicidad en una vía donde la marca transmite un mensaje en medios masivos, y el consumidor escucha y compra, es un modelo que ya no se parece tanto a lo que sucede en nuestros días.

Cada marca debe dar un valor adicional a sus clientes, a sus colaboradores, y a la sociedad. Y por supuesto… comunicarlo, pero ahora en un contexto participativo, donde el consumidor se informa, piensa, comenta, pregunta -mucho más allá de su círculo cercano- y luego actúa.

Ahora las marcas educan, conversan y dan participación activa a sus clientes, para que estas se formen sus propios criterios bien informados. El cambio en la dinámica de comunicación del mundo, ha traído como respuesta el uso de tácticas de marketing de contenidos, con resultados exitosos para las empresas que las han implementado dentro de sus estategias de mercadeo digital.

El mercadeo de contenidos no es nuevo. Lo hemos visto toda la vida en forma de revistas, programas de televisión, libros, reportajes en la prensa con contenido no publicitario.  La diferencia es que hoy día, cualquier compañía tiene a la mano espacios de influencia y herramientas de comunicación que en otras épocas habría soñado cualquier gran corporación. Y tiene además una sociedad intoxicada de publicidad, abarrotada de información, pero sedienta de contenido de calidad: útil, entretenido, puntual, fácil de consumir y honesto.

El mercadeo de contenidos consiste en generar contenido auténtico, no publicitario, oportuno, relacionado siempre a los valores de la marca, a las necesidades del consumidor y de sus redes de influencia. La idea es que ese contenido esté disponible para cuando un cliente o posible cliente lo busque, dentro de sus costumbres de búsqueda habituales.  

El contenido es visible y se adapta a cada medio en el que se distribuya: sean por ejemplo artículos, tweets, posteos, imágenes, infográficos, videos, e-books, conversaciones, discusiones, cadenas virales o cualquier otro soporte o medio digital.

El marketing de contenidos genera valor, visibilidad,  conversaciones,  relaciones,  reputación y finalmente influencia. Esa es la influencia que queremos para nuestra marca en el momento 0 de la verdad de nuestros consumidores;  ese espacio de tiempo donde la persona busca, comenta, pregunta, se informa, y se crea su propio criterio sobre una marca o producto.

mkt+contenidos

El consumidor de hoy verifica y valida antes de comprar

  • Según estudios realizados por e-interactive, el 70% de los consumidores prefieren conocer e informarse sobre una empresa basándose en su contenido propio, y no en su publicidad.
  • Un anuncio de publicidad impactante, en un porcentaje importante de las veces, lo que tendrá seguidamente es una buena búsqueda en Internet.

El consumidor es cada vez más experto buscando en Internet

  • Más vale estar presente en los resultados de búsqueda de sus clientes, tomando en cuenta que una gran parte de las búsquedas serán para resolver problemas, informarse sobre un tema o comparar.  Las empresas que producen contenido en su propio Blog, tienen en promedio 55% más visitas en su website que aquellas que no lo usan, ya que el contenido de blogs bien optimizados producirán visitas desde buscadores.
  • Esto significa, que existen personas ahí afuera buscando información relacionada a la temática de su compañía, que podría estar visitando su sitio Web, atraída por la utilidad del contenido que encontró en su blog.

Las empresas que hacen mercadeo de contenidos consideran que produce grandes retornos

  • Las empresas que usan marketing de contenidos, reportan una mayor afluencia de leads de calidad, a un menor costo que cualquier otra acción de mercadeo o publicidad.

El marketing de contenidos es más que una moda; es una tendencia que llegó para quedarse. Solamente evolucionará.  Es una respuesta a un cambio mucho más profundo, que sucedió en el consumidor, en la sociedad.

Fuente  orbelink.com
Anuncios