Apps_para_politica

El futuro es móvil. La tendencia hacia el uso intensivo de smartphones y tabletas es imparable según distintos informes. Una tendencia que también debe afectar a la política. Tanto a los ciudadanos, como a los propios representantes. Aunque lentamente, comienzan a aparecer Aplicaciones Móviles que sirven para comunicar, interactuar, votar, debatir y decidir. LaPolítica 2.0 cobrará una nueva dimensión cuando las Apps sean la principal herramienta de comunicación en tiempo real entre ciudadanos y representantes.

¿Se imaginan que un diputado o diputada pudiese preguntar a sus representados por el sentido de su voto en el mismo momento de llevarlo a cabo? ¿O que un Alcalde pudiera preguntar directamente a los ciudadanos sobre un proyecto? O mejor aún, ¿y si los ciudadanos pudiesen proponer directamente a sus dirigentes y representantes?

Una nueva Política está a punto de nacer. La revolución que están suponiendo los smartphones y tabletas es algo que afecta ya a toda la sociedad. España tiene un 46% de tasa de penetración del Smartphones, con 21 millones de terminales y casi 3,5 millones de tabletas. En Estados Unidos el 65% de la población hispana tiene Smartphones y los usan más para conectarse a internet que los ordenadores. En África, el móvil está suponiendo una auténtica revolución no sólo en los negocios, sino en nuevasformas de autogestión y de acción colectiva.

Aunque las empresas hace tiempo que ven en el móvil grandes oportunidades de engagement con los consumidores, las personas son algo más que recolectores de datos y productoras de contenidos. También quieren construir espacios de ciudadanía y de acción colectiva y social. Hablamos también de Aplicaciones CívicasPolítica, en definitiva.

No es algo nuevo. Muchos de los momentos históricos más importantes de los últimos 10 años han tenido a los móviles y a sus distintas tecnologías como protagonistas. Desde las movilizaciones altermundistas de principios de siglo y su masivo de los SMS, hasta las revoluciones árabes de los últimos dos años, con ciudadanos convertidos en periodistas y reporteros retransmitiendo en tiempo real las acciones en las calles. Los smartphoneshan añadido funcionalidades y con ello herramientas para el activismo y la acción política.

En 2012 en la campaña electoral a las presidenciales de Estados Unidos, el uso de Apps por parte de los candidatos pasó de ser algo testimonial a moneda corriente. Se han descargado más aplicaciones para estar informado e interactuar con los candidatos precisamente en aquellos Estados considerados como indecisos y decisivos para el resultado final de las elecciones. Lo cual demuestra el interés por la política, pero con las herramientas de comunicación de nuestros días. De hecho algunos analistas hablan de que las elecciones de 2016 serán las Mobile Elections. No es algo nuevo, la próxima generación de votantes demandarán (de hecho ya lo hacen) interacción móvil para que se vean concernidos por la política.

Hemos pasado de la política presencial y publicitaria a través de los mass media, a la política de bolsillo. Esto implica más movilidad, ubicuidad, amplificación de mensajes e ideas, pero también una nueva cultura políticapor el progresivo empoderamiento de la ciudadanía.

Hay algunas Apps ya disponibles que avanzan en estas direcciones.

Stumpmate es una aplicación que permite a un candidato o representante conocer a través de encuestas y votos online la opinión de los ciudadanos. También se puede segmentar y crear campañas, incluso recibirmicropagos para financiamiento, todo ello con una total integración en Social Media.

MobilePolitics es otra aplicación que sirve para una interacción permanente entre ciudadanos y representantes y que permite a los primeros tener información y demandarla en tiempo real, y a los segundos, conocer opiniones y valoraciones de la ciudadanía.

En España, aún no existe una App como estas, pero me gustaría citar AppGree que lleva apenas unos días disponible para su descarga. Se anuncia como una App capaz de obtener unas ideas que representen un consenso o acuerdo de un conjunto grande de opiniones formuladas por un grupo multitudinario. Los consultores, sociólogos y politólogos nos dirán si el vector resultante coincide con los resultados de sus modelos predictivos. De las preferencias individuales a las preferencias sociales en tan sólo unos segundos. Les dejo con un video que nos muestra cómo funciona.

@Agustin_Baeza

Fuente : blogs.icemd.com

Anuncios