“Tres aplicaciones para ‘modernos’ perezosos”

Es lunes, hace mal tiempo y lo único que quieres es pasar el día en modo ‘sofá y manta’. Seguro que has sentido esta necesidad en alguna ocasión. Si hoy es uno de esos días, te proponemos tres nuevas ‘apps’ con el sello made in Spain que te ayudarán a levantar el ánimo y, de paso, renovar el armario, ponerte en forma e incluso presumir de sabiduría del vino. Todo ello, sin salir de casa.

¿Qué me pongo mañana?

Seguir leyendo “Tres aplicaciones para ‘modernos’ perezosos”

Anuncios

“¿Está usted realmente preparado para morirse en plena era digital?”

“Acumulamos más registros digitales en nuestras vidas que físicos”

BBC, Joe Miller
 “Todavía no hemos entrado en la etapa en la que tomamos en serio la pregunta de qué pasa con esos registros”
Este tipo de recuerdos han pasado a la historia/>

Este tipo de recuerdos han pasado a la historia

Cuando a los 15 años de edad Eric Rash se suicidó, en 2011, su familia y amigos querían saber por qué.

Tratando de encontrar respuestas, acudieron a la página de Facebook de Eric, pero tras intentar sin éxito adivinar su contraseña, apelaron al gigante de las redes sociales para que les otorgara acceso.

Facebook se negó

Darle acceso no autorizado a alguien que no sea el titular de la cuenta, la empresa dijo, va en contra su política de privacidad.

Los Rash, que viven en Virginia, trataron de imponer su voluntad en los tribunales, pero pronto se dieron cuenta de que no había ninguna legislación que cubriera la gestión de “activos digitales”.

La trágica batalla de la familia es sólo uno de muchos ejemplos que demuestran que en internet estamos tremendamente mal preparados para lidiar con la muerte.

En los dos años desde el caso de la familia Rash -que llevó a la introducción de una propuesta para una ley federal relativa a los datos de los menores de edad- pocos países han emitido claras directrices sobre los derechos de las familias a acceder a los datos de sus difuntos.

Y a pesar de que cada vez ponemos más de nuestras vidas en la nube, pocos de nosotros nos estamos preparando para nuestra vida digital de ultratumba.

Alcanzando la madurez

“Acumulamos más registros digitales en nuestras vidas que físicos”, le dice a la BBC Evan Carroll, quien dirige el Digital Beyond, una página web que explora el tema de la muerte digital.

“Pero todavía no hemos entrado en la etapa en la que tomamos en serio la pregunta de qué pasa con esos registros”.

Desde que Carroll y su amigo John Romano plantearon por primera vez la cuestión de la vida digital tras la muerte en el festival South by Southwest (SXSW) en 2009, algunas compañías prominentes han desarrollado políticas para tratar con clientes fallecidos.

Google tiene un proceso que les permite a los usuarios planificar lo que quieren hacer con su cuenta y en ocasiones proporciona el contenido de cuentas de correo electrónico para las que no se han dejado instrucciones específicas, después de una “revisión cuidadosa”.

Facebook y Yahoo han adoptado una postura más estricta y no entregan datos sin una orden judicial, pero el primero permite que los familiares elijan si quieren cerrar la cuenta o convertirla en una página conmemorativa.

Sin embargo, muchas empresas web están quedando rezagadas

Servicios basados en la nube que almacenan nuestros datos financieros, correos electrónicos, colecciones de música, las interacciones de los medios sociales, fotos y muchos otros artículos potencialmente valiosos tienen políticas diferentes sobre la propiedad de datos, si es que efectivamente las tienen.

Como resultado, es más difícil legarle una colección de iTunes a un ser querido que dejarle la colección de CDs en una caja de zapatos.
Testamentos digitales

¿Por qué estamos dejando a nuestras identidades digitales a merced del azar?

Parte del problema es que los usuarios de internet han tendido a ser demasiado jóvenes para preocuparse de su mortalidad.

Sin embargo, a medida que el navegador promedio envejece, la idea de redactar un “testamento digital” está tomando fuerza.

“Miles de miembros nuevos se han suscrito”, asegura en conversación con la BBC Paul Golding, quien hace un año lanzó El legado Cirrus, un servicio que permite registrar los datos de inicio de sesión de todas las cuentas en línea y dejarle instrucciones a un tutor designado.

“La gente está comenzando a darse cuenta de lo que podrían perder”

Poner los detalles de su voluntad respecto a su vida en línea no es una opción pues esos documentos son accesibles al público, pero señalar dónde se pueden encontrar es una apuesta más segura. Aunque con las contraseñas y nombres de usuario cambiando todo el tiempo, el desafío es mantener la información actualizada.

La planificación de patrimonio digital, como se conoce el proceso de presentación de sus datos con terceros, es un negocio cada vez más popular y varios servicios en línea ofrecen mucho más que simplemente ayudar a acceder a las cuentas.

Algunos, como Mi vida maravillosa, permiten que los miembros le escriban mensajes a sus seres queridos desde la tumba. Otros, como la aplicación ifidie de Facebook, dan la oportunidad de compartir un chiste póstumo o grabación un vídeo confesional para que se publique tras el fallecimiento.

Costo de la inacción

Pero son los servicios más convencionales ofrecidos por estas empresas que están demostrando ser vitales para las familias de duelo.

La mayoría de las veces, las familias no saben qué cuentas online tenía su pariente, sin mencionar los detalles como el nombre de ingreso.

Y el costo de no saber siquiera una contraseña de correo simple puede ser enorme, explica Evan Carroll.

“El correo electrónico sirve muchos propósitos y sólo uno de ellos es el equivalente digital de nuestros buzones”, afirma y declara: “Es la llave maestra para muchas otras cuentas”.

Aunque hay que anotar que dejar una lista de sus cuentas en línea y contraseñas con un servicio digital es una solución arriesgada.

Poner todos los datos personales de seguridad en línea en un solo lugar lo deja a uno a merced de un ataque pirata. Además, como Golding admite, si recibiera la “información correcta” de un tribunal de justicia, requiriendo que entregue una lista de contraseñas, él “tendría que cumplir”.

Además, utilizar los datos de inicio de sesión de un familiar muerto es potencialmente ilegal. Los términos y condiciones de la mayoría de los servicios online establecidos declaran que nadie que no sea el propietario está autorizado a utilizar la cuenta.

Por otro lado, es posible que sus seres queridos ni siquiera agradezcan que se les leguen algunas revelaciones póstumas. Detalles de aventuras extramaritales o adicción al juego, que se hubieran ido a la tumba, podrían quedar disponibles para los deudos.

Sin embargo, mientras se afinan los detalles sobre el patrimonio digital, Carroll insta a hacer algo, incluso si sólo es escribir una lista a mano y ponerla en un lugar seguro conocido solamente por una persona de confianza.

“Muchas personas dicen ‘no tengo nada importante en línea’, pero nunca se sabe qué será de valor para tu familia en el futuro”, advierte.

Fuente : periodistadigital.com

“Twitter juega con la última hora”

1381491532_834092_1381492167_noticia_normal

Informa un loro. En concreto, el loro de los eventos. Así es como Twitter está experimentando con las alertas de noticias. Al seguir a este perfil @evenparrot, la red social comienza a mandar mensajes privados. En el mensaje lo indica: “Sígueme para recibir mensajes que te mantendrán al día de lo que sucede en el mundo”.

Seguir leyendo “Twitter juega con la última hora”

“«Bioprinting», tecnología asturiana para «imprimir» tejido humano en 3D”

bioprinting

En la sede de la Fundación Prodintec, el centro tecnológico asturiano especializado en diseños y producción industrial, se imprime el futuro de la ciencia médica. De la mano del Instituto Oftalmológico Fernández-Vega, el equipo de Prodintec se ha embarcado en un proyecto de investigación de ámbito europeo, junto con otros dos socios, que les permitirá llegar a desarrollar biotintas con las que se pueda avanzar después hacia la creación o regeneración de tejidos, en este caso, para cirugía ocular.

Seguir leyendo “«Bioprinting», tecnología asturiana para «imprimir» tejido humano en 3D”

“Crean “hombre biónico” con órganos artificiales”

592-MMlvw.Em.55

POR BARBARA ORTUTAY

ASSOCIATED PRESS

NUEVA YORK — El término del “hombre biónico” se popularizó por una serie de televisión de la década de 1970, llamado en inglés “The Six Million Dollar Man”, que contaba las aventuras de Steve Austin, un ex astronauta cuyo cuerpo había sido reconstruido con partes artificiales después estar al borde de la muerte.

Ahora, un equipo de ingenieros ha creado un robot con base en órganos y extremidades artificiales que se asemejan al “hombre biónico”.

El “hombre” artificial es el tema de un documental que el Canal Smithsoniano transmitirá el domingo 20 de octubre a las 9 de la noche, titulado “The Incredible Bionic Man” (El increíble hombre biónico) que relata el intento de los ingenieros de ensamblar un cuerpo funcional usando partes artificiales como un riñón activo, un sistema circulatorio e implantes de oído y retinas.

Las partes fueron elaboradas por 17 empresas de todo el mundo. Se trata de la primera vez que han sido ensambladas, dijo Richard Walker, director gerente de la firma Shadow Robot Co. y quien dirige la operación del robot en el proyecto.

“Es un intento de demostrar cuánto ha avanzado la ciencia médica”, dijo.

El robot fue presentado esta semana por primera vez en Estados Unidos. Después de haber cruzado el océano Atlántico protegido dentro de dos baúles metálicos —y después de una breve demora en aduanas— el hombre biónico se mostrará el viernes en el festival Comic Con de Nueva York.

Walker afirma que el robot reproduce entre 60% y 70% de las funciones de un humano. Tiene una altura de 1,85 metros (6,5 pies) y puede dar pasos, sentarse y ponerse de pie con ayuda de una máquina de caminar usada por personas que han perdido la capacidad para hacerlo debido a una lesión espinal. Asimismo, tiene un corazón funcional que usa una bomba electrónica, late y hace circular sangre artificial que transporta oxígeno como lo hace un ser humano. Un riñón artificial trasplantable, entretanto, reemplaza la función de una unidad de diálisis moderna.

Aunque muchas de las piezas del robot funcionan, muchas de ellas están lejos de ser usadas en humanas. El riñón, por ejemplo, es apenas un prototipo. Además faltan algunas partes: el riñón, por ejemplo, es un prototipo y tampoco hay otros órganos clave como el sistema digestivo, el hígado o el cerebro.

El hombre biónico fue modelado con parecido a Bertolt Meyer, un psicólogo social de 36 años de la Universidad de Zurich que nació sin parte del antebrazo izquierdo y lleva una prótesis biónica. El rostro del hombre fue creado con una copia tridimensional del rostro de Meyer.

“Deseábamos demostrar que la tecnología puede proveer prótesis estéticas para persona que han perdido partes del rostro, por ejemplo, la nariz, debido a un accidente o debido por ejemplo a los efectos del cáncer”, dijo Meyer.

Meyer reveló que inicialmente sintió una sensación de incomodidad cuando vio al robot por primera vez.

“Pensé que era bastante repulsivo para ser honesto”, dijo. “Fue muy chocante ver un rostro que es bastante parecido al que veo en el espejo todas las mañanas en este tipo de máquina de apariencia distópica”.

Desde entonces se ha acostumbrado a la idea, especialmente después que el hombre fue vestido con prendas de los almacenes Harrods de Londres.

¿Y el costo? Este hombre biónico sale más barato que su primo de ciencia ficción que costó 6 millones de dólares. Mientras que las partes usadas en el experimento fueron donadas, su valor se aproxima al millón de dólares.

Los periodistas de The Associated Press David R. Martin en Nueva York y Hannah Buchdahl en Washington contribuyeron a este despacho.

“UltraHaptics, una emergente tecnología que permite manejar las pantallas táctiles sin tocarlas”

La Universidad de Bristol está investigando en un sistema, denominado UltraHaptics, que permite interactuar con una pantalla táctil, a través de sonidos de alta frecuencia, sin que sea preciso realizar ningún tipo de presión sobre ella.

UltraHaptics-605x403

Investigadores de la Universidad de Bristol (Reino Unido) han desarrollado un sistema, denominado UltraHaptics, con el que es posible tener sensaciones táctiles sobre una pantalla interactiva sin necesidad de poner las manos encima del display.

UltraHaptics funciona en base a unos emisores de sonidos de alta frecuencia que coordinados adecuadamente provocan una sensación en la piel que es capaz de ofrecer una respuesta háptica para manejar el ordenador sin tocarlo. El usuario puede ver lo que están haciendo sus manos mientras interactúa con una pantalla táctil y sentirlo en los dedos. El término háptico se refiere a la comunicación no verbal a través del tacto. En este caso, la transmisión de información sobre la interacción con un ordenador, una pantalla o cualquier otra superficie interactiva.

UltraHaptics

Las ondas de ultrasonido se proyectan sobre la pantalla, se desplazan en el aire y se centran en un punto específico creando una diferencia de presión. Esto se llama presión de la radiación acústica. A continuación, el dispositivo crea un punto focal mediante la activación de los transductores de ultrasonido con retardos de fase específicos para que todas las ondas sonoras llegan al punto simultáneamente.

Esta tecnología aún está en estado incipiente pero los investigadores están desarrollando las ideas, incluyendo gestos en pleno vuelo, y capas de información táctil se cierne sobre las pantallas.

Fuente : digitalavmagazine.com

“El futuro: Wearable technology”

Se espera que en 2017 se despachen más de 64 millones de dispositivos con tecnología vestible. Hoy, empresas como Samsung y Google la ofrecen.

wearable_1013Por Jason Fell
La tecnología que has esperado encontrar en computadoras y smartphones cada vez más se encontrará en dispositivos que podrás portar en tu muñeca o cabeza. O incluso en tu espalda o pies.

El mercado de la tecnología vestible (wearable technology) -que, por ejemplo, incluye Google Glass, el smartwatch Samsung Galaxy Gear y FitBit, un dispositivo vestible de fitness- explotará en los próximos años, de acuerdo con un reciente reporte publicado de la firma sueca de investigación de mercados Berg Insight. Para 2017, las empresas distribuirán más de 64 millones de dispositivos de tecnología vestible. Eso incluye 35 millones de smartwatches, un crecimiento significativo a comparación de los 400,000 que esperan venderse este año.

Según Nitin Bhas, un analista de Juniper Research, con sede en Reino Unido, el 2014 será “el parteaguas para los vestibles” en términos de lanzamientos y tracción de mercado.

“La industria como un todo ahora reconoce a la computación vestible como la siguiente gran cosa, y los jugadores, desde los fabricantes de chips hasta los vendedores de auriculares, están desarrollando productos en el segmento vestible”, dice Bhas. La entrada de Google Glass y el smartwatch de Samsung, aunada a las rumores de productos provenientes de Apple y Microsoft, valida este segmento e indica el futuro de la oportunidad de mercado para los vestibles”, dice.

“Es increíble que los wearables estén al frente de la tecnología ahora”, dice Eric Migicovsky, fundador de Pebble Technology, empresa detrás de Pebble, un dispositivo que parece un reloj y se sincroniza con el smartphone del usuario para alertarlo de que le llegan mensajes y llamadas cuando no puede llevar consigo el teléfono. Financiado por medio delcrowdfunding en Kickstarter el año pasado, Pebble levantó más de US$10 millones, convirtiéndose en el proyecto más exitoso de la plataforma a la fecha.

“Cuando era niño, mi revista favorita era una llamada Pen Computing, que trataba de Palm Pilots y de cosas del estilo”, dice Migicovsky. “Al leer la revista nunca hubiera predicho que los wearables se convertirían en el futuro de la tecnología”.

Mientras que el mercado de los vestibles crece, tiene mucho que hacer para convertirse en una tendencia tan mainstream como, digamos, lo son los smartphones. Las ventas de los smartphones este año se predicen alcanzar los US$1,000 millones, de acuerdo con la firma de investigación Gartner.

“Se trata de adecuarse y mejorar el estilo de vida de las personas”, dice Migicovsky. “No importa qué tecnología sea. Mientras puedas conseguir eso, entonces tendrás algo”.

Marketing y estrategias.